Etiqueta: Enlaces

Unamuno, antes la verdad que la paz

El autor responde a los hispanistas franceses Colette y Jean-Claude Rabaté e insiste en su versión de los hechos ocurridos en el paraninfo de la Universidad de Salamanca en 1936.

El filósofo Miguel de Unamuno, profesor y rector, en la Universidad de Salamanca, en una imagen de 1934.
El filósofo Miguel de Unamuno, profesor y rector, en la Universidad de Salamanca, en una imagen de 1934. JOSÉ SUÁREZ

SEVERIANO DELGADO – 11 JUN 2018 – 14:47 CEST – 

Ya que los profesores Colette y Jean-Claude Rabaté dedican media página de El País del 27 de mayo a glosar unas palabras mías, transcritas por Sergio del Molino en su reportaje del 8 de mayo titulado Lo que Unamuno nunca le dijo a Millán Astray, no me queda más remedio que intervenir. Se trata, en concreto, de que Sergio del Molino cita como palabras textuales mías que el acto del 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca fue “brutalmente banal”, expresión que no ha gustado a los profesores Rabaté y hacen de ella el eje de su argumentación, sin referirse en absoluto a lo más importante del reportaje de Sergio del Molino: mi investigación titulada Arqueología de un mito, donde demuestro con fuerza suficiente que la llamada “versión canónica” del acto del 12 de octubre, centrada en largos discursos de Millán Astray y de Unamuno, es una invención literaria de Luis Portillo Pérez, publicada en 1941.

Pero vayamos por partes. El 12 de octubre se celebraba el Día de la Raza, uno más de los actos que trufaban el calendario académico: la apertura de curso, la academia de Santo Tomás, el homenaje a Santa Teresa de Jesús, las conferencias del Ateneo Salmantino, las veladas literarias en homenaje a las glorias locales… Actos en los que los discursos podían ser rimbombantes, engolados, abstrusos o edificantes, pero rara vez interesantes y amenos. Actos banales. El acto del Día de la Raza de 1936 hubiera sido igual de aburrido que los demás sino fuera porque España se encontraba sumida en la guerra civil, y que en Salamanca se había instalado el cuartel general del generalísimo Franco, elegido jefe del estado unos días antes. Debido a esta circunstancia, Unamuno presidió el acto en representación de Franco y estuvo acompañado en la mesa presidencial por Carmen Polo y por el general Millán Astray.

Sigue leyendo “Unamuno, antes la verdad que la paz”

‘La Diosa Razón’, la obra más buscada de los Machado, sale a la luz

La Fundación Unicaja cierra con siete descendientes de los autores la compra de 4.570 documentos

Antonio (izquierda) y Manuel Machado, en una imagen sin datar.
Antonio (izquierda) y Manuel Machado, en una imagen sin datar. ALFONSO

Han pasado 79 años desde que Antonio Machado murió en el exilio de Collioure (Francia), para huir de la Guerra Civil, que acabó apenas mes y medio después, y 71 años desde que falleció su hermano mayor, Manuel, en Madrid, también poeta y dramaturgo. Ahora podrá saberse más de sus vidas y de su proceso creativo, de lo que les preocupaba a la hora de escribir y de sobrevivir, gracias a la reunión de 4.570 documentos que estaban dispersos entre siete sobrinos nietos de los escritores y que la Fundación Unicaja, presidida por Braulio Medel, ha adquirido en un acuerdo rubricado hoy, miércoles.

Cartas, piezas de teatro, algunas casi terminadas y otras en ciernes; borradores de poemas, fotografías, documentos personales… todos estos valiosos papeles, la mayoría manuscritos, estaban repartidos “entre Madrid, Praga y Chile”, ha adelantado a EL PAÍS el escritor Antonio Rodríguez Almodóvar, estudioso machadiano, que ha supervisado toda esta documentación.

En cuanto a la parte más literaria de este legado, Rodríguez Almodóvar se muestra eufórico por la aparición de una obra de teatro inédita, de la que apenas se tenían referencias y que no fue llevada a escena, La Diosa Razón, escrita a cuatro manos por los Machado, como era costumbre en ellos. La Diosa Razón es un drama en tres actos ambientado en 1789 en la Francia revolucionaria, protagonizado por Teresa Cabarrús, una mujer real, de la nobleza madrileña, que vivió entre 1783 y 1835. La trama amorosa que vive Cabarrús se entrevera con con los acontecimientos históricos del momento. “Es, en definitiva, el documento más valioso de todo este legado, de fecha desconocida pero probablemente cercano a la Guerra Civil”, asegura Rodríguez Almodóvar. Como curiosidad, EL PAÍS dispone de la primera página de esa obra, una didascalia escrita por José Machado, el hermano que acompañó al poeta al exilio:

Sigue leyendo “‘La Diosa Razón’, la obra más buscada de los Machado, sale a la luz”

La Baeza de Antonio Machado

Foto

La Baeza de Antonio Machado

El escritor llegó a Baeza roto por el dolor en octubre de 1912. Venía de Soria de enterrar a su esposa Leonor. Se recluyó en la vieja ciudad jienense al amparo de sus monumentos renacentistas y sus paseos que miran al Valle del Guadalquivir.

El escritor terminó por ensalzar en muchas de sus composiciones poéticas la belleza de la tierra jienense, el trabajo de sus gentes y la singularidad de su historia como lugar de frontera. La exposición titulada Antonio Machado y Baeza. Cien años de un encuentro es uno de los grandes acontecimientos culturales del año en Andalucía. La muestra subraya desde distintas ópticas la íntima vinculación que el poeta mantuvo con la ciudad jienense. Está abierta en el Ayuntamiento, joya monumental del plateresco, hasta el 1 de noviembre.

Libros y manuscritos

De modo paralelo, el Archivo Histórico Municipal, que conserva algunos de los documentos más antiguos y valiosos de la provincia, exhibe la muestra Baeza en tiempos de Machado. Se puede visitar en la Casa de la Cultura situada en la Puerta de Córdoba, próxima a las plazas del Pópulo y la Constitución. Hay ciudades que parecen levantadas para ser morada de personajes únicos. Baeza y Machado estrechan esa relación porque en ambas anida un poso de melancolía y de soledad, de largos paseos sobre la piedra fría, de inviernos interminables, lluvia sobre el cristal del aula y tardes de tertulia en la rebotica de don Adolfo Almazán.

La Baeza de Machado es la ciudad entera, las calles y las plazas caminadas, el instituto donde impartió clases al lado del Palacio de Jabalquinto, sede desde hace años de la Universidad Internacional de Andalucía que lleva su nombre al igual que el paseo que a espaldas de la ciudad se extiende frente al valle del Guadalquivir y donde hay un busto en bronce que mira hacia el sur.

Obras de arte, manuscritos, primeras ediciones, documentos, fotografías originales, postales de época, aparatos, maquetas didácticas, portadas de seis periódicos locales del momento, revistas nacionales del primer tercio del siglo pasado y numerosas bibliografía conforman el grueso de la exposición. Son 180 piezas expuestas, procedentes de 10 museos e instituciones y 15 colecciones particulares. hasta 20 paneles ilustran acerca de la vida del poeta en la ciudad y de las claves culturales, artísticas y domésticas que le tocó vivir.

Sigue leyendo “La Baeza de Antonio Machado”

Juan Ramón Jiménez hablando y leyendo de su trabajo

 ENLACE>>

https://www.loc.gov/item/93842920/?embed=resources

El 17 de mayo de 1947, el Sr. Jiménez pronunció un discurso extemporáneo sobre el modernismo ante una asamblea de Bibliotecarios de las Américas. Las grabaciones de 1949 son lecturas de poesía en las que el Sr. Jiménez lee unos cincuenta poemas de sus trabajos publicados y no publicados.

Reveladas las cartas escondidas de Juan Ramón y Zenobia

Un epistolario reúne la correspondencia completa entre el premio Nobel español y su esposa.

El poeta Juan Ramón Jiménez junto a su esposa, Zenobia Camprubí, en su casa de Washington, en 1943.
El poeta Juan Ramón Jiménez junto a su esposa, Zenobia Camprubí, en su casa de Washington, en 1943.

Él podía parecer un triste empecinado con una única dote: su genialidad poética. Esa habilidad, sublime y cartuja, para Juan Ramón Jiménez iba más allá de la falta de empleo fijo y la pobreza. Ella, en cambio, se revelaba como una mujer adelantada a su tiempo: alegre, coqueta, políglota, amante de los coches, con chispa para los negocios y atraída por el empeño de un hombre a quien toda su familia (de ella) despreciaba. Daba lo mismo qué pensaran. Junto a Juan Ramón, Zenobia Camprubí adivinó un destino insólito.

Se conocieron en la Residencia de Estudiantes de Madrid en 1913 y acabaron juntos para siempre. Esta institución publica ahora las más de 700 cartas que se intercambió la pareja junto a 55 poemas inspirados por ella. Componen un relato en el que va reflejándose la forja de una obra. Caben en ellas un cortejo contra todos los elementos, la felicidad de los recién casados y el barranco nómada del exilio con sus depresiones. Monumento de amor, se llama. No se trata tan solo de un libro. Es más bien un acontecimiento. Ni más ni menos que 10 años de trabajo para desentrañar un contenido a veces indescifrable. De las 727 cartas, notas y postales, más de 600 son inéditas. “Estaban en la Universidad de Puerto Rico. Escondidas”, asegura Carmen Hernández-Pinzón, sobrina nieta del poeta.

Sigue leyendo “Reveladas las cartas escondidas de Juan Ramón y Zenobia”

El último lugar donde Antonio Machado fue feliz busca un nuevo inicio

La Generalitat valenciana y Rocafort negocian la compra de Villa Amparo a sus dueños para convertirlo en centro de estudio de su obra y promoción de la poesía.

Villa Amparo, en Rocafort, Valencia, donde Machado vivió y escribió entre diciembre de 1936 y abril de 1938.
Villa Amparo, en Rocafort, Valencia, donde Machado vivió y escribió entre diciembre de 1936 y abril de 1938. MÒNICA TORRES EL PAÍS

En la bajada hacia la estación de tren de Rocafort, con una de las mejores perspectivas sobre la huerta de Valencia, tras la cual se observa el mar, se alza Villa Amparo, el imponente chalet construido a principios del siglo XX en un estilo inspirado en las villas italianas del Renacimiento donde el poeta Antonio Machado pasó los últimos momentos plácidos y felices de su vida, entre finales de 1936 y abril de 1938, hace ahora justo 80 años.

Por fuera, Villa Amparo conserva la atmósfera que llevó a Machado a describir el lugar “un poco como el paraíso”. Por dentro, la decadencia del edificio cerrado y vacío destila melancolía.

La Generalitat y el Ayuntamiento del pueblo de 7.000 habitantes situado a pocos kilómetros de Valencia negocian con los dueños la compra del inmueble, que en las últimas décadas ha sido guardería, pub, restaurante y salón de bodas, para convertirlo en un centro de interpretación de Machado y en sede oficial para la promoción y celebración de actividades relacionadas con la poesía.

Sigue leyendo “El último lugar donde Antonio Machado fue feliz busca un nuevo inicio”

Antonio Machado cobraba 5.500 pesetas al año como profesor

Hoja  de servicios de Atnonio machado uno de los 30 documentos disponibles

Hoja de servicios de Antonio machado uno de los 30 documentos disponibles

Accesible, por primera vez al público, el expediente del escritor y poeta sevillano cuando era profesor de francés en la ciudad de Baeza

Coincidiendo con el 76 aniversario de la muerte del poeta sevillano en la ciudad francesa de Colliure la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) ha realizado un plan de digitalización del archivo y de la biblioteca de la antigua Universidad, que se conserva actualmente en el Instituto de Enseñanza Secundaria «Santísima Trinidad». Fue allí donde Antonio o Machado daba clases de francés y de ese archivo se ha extraído y digitalizado  su expediente que por primera vez estará accesible al gran público a través de internet.

Según informan desde la UNIA, junto a la documentación procedente del archivo de la extinta universidad baezana, se digitalizaron algunos expedientes de profesores destacados del Instituto de Segunda Enseñanza, entre los que figuran el del poeta Antonio Machado Ruiz, catedrático de Lengua francesa, o el del historiador Jaime Vicens Vives, catedrático numerario. Ahora, la Universidad, a través de su Servicio de Publicaciones, coincidiendo con el 76 aniversario de la muerte de Machado ha puesto a disposición de investigadores, docentes, alumnos y de todas aquellas personas interesadas en la vida de este poeta universal dicho expediente en formato digital en el siguiente enlace: http://dspace.unia.es/handle/10334/1858

El expediente personal de Antonio Machado como catedrático en Baeza, disponible en el Repositorio de la UNIA, se inicia en 1912 y se cierra en 1919. Está compuesto por una treintena de documentos; tales como: Hoja de servicios fechada en 4 de noviembre de 1912, cuando contaba con 37 años de edad; traslado por concurso al Instituto de Baeza en octubre de 1912 y la toma de posesión de la cátedra el 1 de noviembre de ese año; nombramiento como vicedirector del Instituto (el 29 de noviembre de 1915) y la toma de posesión; ascenso al número 325 en el escalafón general del profesorado de Instituto, lo que suponía un sueldo 5.500 pesetas anuales (noviembre de 1917); otros documentos (1912-1917) que recogen la participación de Antonio Machado como vicedirector o como director accidental en tomas de posesión de otros empleados del centro y cerrando el expediente, un oficio el 27 de febrero de 1919 remitido por la Universidad Central de Madrid, adjuntando el título de Licenciado en Filosofía y Letras, Sección de Filosofía, que había obtenido el profesor Antonio Machado.

 

Entre mis silencios

Gritos, Silencios y Poemas

Amado Nervo

“Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor.” ― Amado Nervo

Jaime Sabines

“Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado.” ― Jaime Sabines

Juan Ramón Jiménez

“Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol verde, sin pozo blanco, sin cielo azul y plácido... Y se quedarán los pájaros cantando.” ― Juan Ramón Jiménez

Miguel de Unamuno - (Bilbao 1864 - Salamanca 1936)

“Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecundante.” ― Miguel de Unamuno

Federico García Lorca

“El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta” ― Federico García Lorca

Sólo Poemas

“La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.” ― Antonio Gala

A %d blogueros les gusta esto: