Balada del amor tardío – Dulce María Loynaz

Amor que llegas tarde,
Tráeme al menos la paz:
Amor de atardecer, ¿por qué extraviado
Camino llegas a mi soledad?
Amor que me has buscado sin buscarte,
No sé qué vale más:
La palabra que vas a decirme
O la que yo no digo ya.
Amor… ¿No sientes frío? Soy la luna:
Tengo la muerte blanca y la verdad
Lejana… -No me des tus rosas frescas;
Soy grave para rosas. Dame el mar.
Amor que llegas tarde, no me viste
Ayer cuando cantaba en el trigal…
Amor de mi silencio y mi cansancio,
Hoy no me hagas llorar.

“La inquietud del rosal” – Alfonsina Storni

Todos, todos tenemos una hora cobarde,
una hora de hastío cuando muere la tarde.

Cuando se va el amigo que nos trae calor,
el amigo de oro, el Mago Gestador.

Cuando se juntan todas las impresiones malas
y el alma es un tejido de finísimas alas.

Cuando puede decirse: lo que fué no será;
lo que no hice hoy no lo haré nunca ya.

Es entonces, cobarde, que me acosa el deseo
de no ser y ni pienso, ni trabajo, ni creo.

Es una nulidad completa de mí misma
que me asusta y me hiere, me subyuga y abisma.

Es entonces que yo quisiera ser así
como una cosa nimia, futil, baladí.

Un chiche que se lleva guardado en el bolsillo.
una prenda cualquiera, un reloj, un anillo…

Ser una cosa muerta que la llevan cargada
y que no sabe nada y que no piensa nada.

Todos, todos tenemos una hora cobarde,
una hora de hastío cuando muere la tarde.

Alfonsina Storni
“La inquietud del rosal”
(1916)

Soneto – Dulce María Loynaz

Quiere el Amor Feliz -el que se posa
poco…- arrancar un verso al alma oscura:
¿Cuándo la miel necesitó dulzura?
¿Quién esencia de pomo echa en la rosa?

Quédese en hojarasca temblorosa
lo que no pudo ser fruta madura:
No se rima la dicha; se asegura
desnuda de palabras, se reposa…

Si el verso es sombra, ¿que hace con el mío
la luz?… Si es luz…, la luz ¿por qué lo extraña?
¡Quién besar puede, bese y deje el frío

símbolo, el beso escrito!… ¡En la maraña
del mapa no está el agua azul del río,
ni se apoya en su nombre la montaña!…

AUNQUE LA DISTANCIA NOS SEPARE – Miguel Peñafiel

Aunque me encuentre muy
Lejos de ti y la distancia
Sea quien nos separe mi
Amor por ti nunca dejará de
Amarte porque eres la flor
Que aspiro tener, el aire
Que respiro y la razón de mi
Existencia que te extraño
Noche y día mi bella
Princesa.
Que no hay ni un segundo
Que dejes pasar por mi
Mente anhelando llegar el
Día de besarte y en mis
Brazos tenerte, que no me
Cabe duda que cuando
Estas ausente yo me siento
Menos que nadie sin
Importancia ante la gente.
Esperando que nunca te
Olvides de acordarte de mi
Pero nunca te acuerdes de
De olvidarte de mi porque
Si lo hicieras a esta historia
Le pondrías fin acabando
Con todo este amor que mi
Alma siente por ti.
Sólo te pido que esperes
El día donde nos volvamos
A encontrar ese día esta
Muy cerca con rosas en
Manos yo a ti he de llegar
Y aunque sean largos
Mis días cuando tu no
Estas esperando que mis
Horas sean eternas
Cuando te tenga a mi lado
Acariciando tus labios
Junto al mar.
Porque en mi corazón
Existe una sola persona
Muy especial y aunque
La distancia nos separe
Nunca mi amor por ti
Irá a renunciar.

El boulevard de los sueños rotos – Joaquín Sabina

En el bulevar de los sueños rotos
vive una dama de poncho rojo,
pelo de plata y carne morena.
Mestiza ardiente de lengua libre,
gata valiente de piel de tigre
con voz de rayo de luna llena.
Por el bulevar de los sueños rotos
pasan de largo los terremotos
y hay un tequila por cada duda.
Cuando Agustín se sienta al piano
Diego Rivera, lápiz en mano,
dibuja a Frida Kahlo desnuda.
Se escapó de una cárcel de amor,
de un delirio de alcohol,
de mil noches en vela.
Se dejó el corazón en Madrid
¡quien supiera reír
como llora Chavela!
Por el bulevar de los sueños rotos
desconsolados van los devotos
de San Antonio pidiendo besos.
Ponme la mano aquí Macorina
rezan tus fieles por las cantinas,
paloma negra de los excesos.
Por el bulevar de los sueños rotos
moja una lágrima antiguas fotos
y una canción se burla del miedo.
Las amarguras no son amargas
cuando las canta Chavela Vargas
y las escribe un tal José Alfredo.
Se escapó de una cárcel de amor,
de un delirio de alcohol,
de mil noches en vela.
Se dejó el corazón en Madrid
¡quien supiera reír
como llora Chavela!
Entre mis silencios

Gritos, Silencios y Poemas

Amado Nervo

“Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor.” ― Amado Nervo

Si Yo fuera Poeta

“Poetas, nunca cantemos la vida de un mismo pueblo, ni la flor de un solo huerto. Que sean todos los pueblos y todos los huertos nuestros.” ― León Felipe

Miguel de Unamuno - (Bilbao 1864 - Salamanca 1936)

“Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecundante.” ― Miguel de Unamuno

Sólo Poemas

“La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.” ― Antonio Gala

A %d blogueros les gusta esto: