Categoría: Unamuno, antes la verdad que la paz

Unamuno, antes la verdad que la paz

El autor responde a los hispanistas franceses Colette y Jean-Claude Rabaté e insiste en su versión de los hechos ocurridos en el paraninfo de la Universidad de Salamanca en 1936.

El filósofo Miguel de Unamuno, profesor y rector, en la Universidad de Salamanca, en una imagen de 1934.
El filósofo Miguel de Unamuno, profesor y rector, en la Universidad de Salamanca, en una imagen de 1934. JOSÉ SUÁREZ

SEVERIANO DELGADO – 11 JUN 2018 – 14:47 CEST – 

Ya que los profesores Colette y Jean-Claude Rabaté dedican media página de El País del 27 de mayo a glosar unas palabras mías, transcritas por Sergio del Molino en su reportaje del 8 de mayo titulado Lo que Unamuno nunca le dijo a Millán Astray, no me queda más remedio que intervenir. Se trata, en concreto, de que Sergio del Molino cita como palabras textuales mías que el acto del 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca fue “brutalmente banal”, expresión que no ha gustado a los profesores Rabaté y hacen de ella el eje de su argumentación, sin referirse en absoluto a lo más importante del reportaje de Sergio del Molino: mi investigación titulada Arqueología de un mito, donde demuestro con fuerza suficiente que la llamada “versión canónica” del acto del 12 de octubre, centrada en largos discursos de Millán Astray y de Unamuno, es una invención literaria de Luis Portillo Pérez, publicada en 1941.

Pero vayamos por partes. El 12 de octubre se celebraba el Día de la Raza, uno más de los actos que trufaban el calendario académico: la apertura de curso, la academia de Santo Tomás, el homenaje a Santa Teresa de Jesús, las conferencias del Ateneo Salmantino, las veladas literarias en homenaje a las glorias locales… Actos en los que los discursos podían ser rimbombantes, engolados, abstrusos o edificantes, pero rara vez interesantes y amenos. Actos banales. El acto del Día de la Raza de 1936 hubiera sido igual de aburrido que los demás sino fuera porque España se encontraba sumida en la guerra civil, y que en Salamanca se había instalado el cuartel general del generalísimo Franco, elegido jefe del estado unos días antes. Debido a esta circunstancia, Unamuno presidió el acto en representación de Franco y estuvo acompañado en la mesa presidencial por Carmen Polo y por el general Millán Astray.

Sigue leyendo “Unamuno, antes la verdad que la paz”

Entre mis silencios

Gritos, Silencios y Poemas

Amado Nervo

“Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor.” ― Amado Nervo

Jaime Sabines

“Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado.” ― Jaime Sabines

Juan Ramón Jiménez

“Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol verde, sin pozo blanco, sin cielo azul y plácido... Y se quedarán los pájaros cantando.” ― Juan Ramón Jiménez

Miguel de Unamuno - (Bilbao 1864 - Salamanca 1936)

“Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecundante.” ― Miguel de Unamuno

Federico García Lorca

“El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta” ― Federico García Lorca

Sólo Poemas

“La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.” ― Antonio Gala

A %d blogueros les gusta esto: